viernes, 20 de mayo de 2011

Soñar... ¿No cuesta nada?

Viste cuando te da miedo ser feliz? Cuando decís, para mí que nada de esto me está pasando, es todo mental. Capaz que solo a mí me pasa, pero así me siento. Tengo esa sensación de que si me agarro fuerte me voy a quemar y no quiero arriesgarme a eso, prefiero rozar con la yema de mis dedos esa sensación vertiginosa y no dejarme caer en ella. No quiero caer en un pozo de ideales y fantasías que no se van a cumplir. Al mismo tiempo, me siento tentada por ese sueño. Qué pasa si me arriesgo? Puede que sea todo cierto, por qué no? Pero antes que afirmar prefiero quedarme en la duda, donde nada duele tanto y puedo ver un poquito de color. Cuántas veces habré escuchado la frase "soñar no cuesta nada", pufffff. Lo que algunos no saben es que soñar cuesta carísimo, puede lastimar y mucho. No es lo mismo soñar con ser famoso, millonario, viajar... esos sueños, si bien son posibles (si se da todo de uno por conseguir algo, se puede lograr), nos parecen muchísimo más lejanos, más "soñados". Los sueños que a nosotros realmente nos duelen son esos que están tan cerquita que nos juegan una mala pasada disfrazándose de ilusión. Los que vemos tan reales o que pudimos experimentar, los que están demasiado cerca pero más lejos que todos. Me pegunto qué serás vos... un sueño o una ilusión?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

If you have something to say just spill it here ↓

About me:

Mi foto
Montevideo, Uruguay
Soy una persona con mucha energía e imaginación. La danza y el teatro son mis pasiones y la escritura es una parte muy importante de mi vida. Mi familia y amigos son todo para mí.