jueves, 28 de julio de 2011

Tengo que olvidarte.

Pelear por lo que uno quiere es signo de valentía, pero de lo que muchos olvidan es que, a veces, renunciar requiere de una fortaleza aún mayor. No es para nada fácil reconocer el punto en el cual hay que frenar y hacerse a un lado, y aunque fuera algo simple, no es para nada fácil aceptar que hay que frenar. Uno se mantiene sujeto a ilusiones que no siempre se vuelven realidad y luego de un tiempo nos arden las manos cuando nos debemos soltar. Reconozco que llegó mi momento, que a mí ya no me toca amar, pero cómo duele la distancia y saber que nunca te volveré a tocar. A veces no queda otra que conformarse con sentarse y mirar de lejos, pero no sabés lo lindo que te ves desde acá. Observar cada detalle de lo que alguna vez fue mío, amarte sin tenerte y obligarme a olvidarte.

sábado, 23 de julio de 2011

Music is my drug-

Viejo y loco caranaval.

Una vez más fui testigo de la magia que emana un escenario, de la adrenalina del actor, del desorden de un detrás de escena, del temor de cometer errores, de la fuerza que se transmite con una simple mirada cómplice, del aplauso de un espectador satisfecho, de la incomodidad de un traje que prácticamente te deja inmóvil, de la pasión que despierta el arte y de la unión de un grupo de personas inmensamente diferentes. Casi cuarenta personas que con un simple punto en común son capaces de sentir que se conocen en profundidad cuando se suben a un escenario. El poder de dejar atrás todo lo que nos divide, todo lo que nos desagrada y reemplazarlo por una fuerza que es única y que nos entrelaza a todos. Para mí eso es el carnaval ¿Que tiene millones de cosas negativas? Sí, las tiene. Eso no lo niego, pero lo cierto es que también se trata de un mundo en donde no se mide a las personas por lo que tengan, por lo material, sino que los más grandes son los más talentosos, las mejores personas, los que tienen más para ofrecer. Es un extraño planeta en donde la mañana, la tarde y la noche se pasa con amigos, se ensaya, se transpira y con apenas veinte minutos para bañarse se vuelve a salir con los mismos amigos. Es un lugar en donde lo más lindo no es un viaje lujoso a USA, sino una comida con mucha música, tomarse un ómnibus y salir juntos al Teatro de Verano. Es un mundo demasiado especial que no comprende nadie más que el que lo vive. Lo más gracioso de todo es que todo el trabajo se resume en cuarentaycinco minutos, en dos noches y una tercera si se tiene suerte y en unas horas de escuchar fallos. Si uno lo piensa se cobra muy poco en comparación con lo que se da, pero sólo nosotros entendemos que la ganancia no está sólo en subir a las tablas, sino en el día a día de compartir, de trabajar, de ensayar, de pelear, de pensar, de planear, de sentir dolor... todo eso es un regalo para nosotros.

miércoles, 20 de julio de 2011

CTRL+Z

I make mistakes and I won't apologize for that because that's what life's about... making mistakes and learning from them. Still, I'm not an idiot and I realize there are some things for which I should apologize and I will. In this process of learning I've hurt some people I care about. Some of them where my friends, some of them were just people I know. But it doesn't matter who they are or how much have they done for me, that doesn't justify the fact that I've done wrong and I'm truly sorry for that, for all the damages I've caused.
I know that asking for their forgiveness doesn't mend anything at all and even less when I'm not brave enough to say this directly, but I'm not really waiting for anything in return. I just wanted to say this even once, even here, so I can feel better. I've learned this lesson and I won't fail again. I'm sorry. Thank you.

martes, 19 de julio de 2011

Caminar por la cornisa.

Si hay algo que al ser humano no le gusta es la inconsistencia, pues vivir sobre cimientos poco seguros y estables nos atemoriza. Quizás a veces nos dejamos seducir por el juego de lo desconocido, la adrenalina de no saber qué sucederá en el siguiente instante. Soy experta en eso, dejarme llevar por lo extraño y nuevo, pero lo cierto es que no nacimos para vivir de esa manera. A la larga, o a la corta, terminamos buscando la estabilidad, necesitamos bajar de esa cuerda floja y sujetarnos a algo firme.
Eso sos vos, mi cuerda floja. Todo lo que me parece atractivo, todo lo que me enloquece está dentro de ese cuerpo perfecto, pero al mismo tiempo todos mis miedos están posados en la palma de su mano. Nunca podré descifrarte, nunca podré saber cual va a ser tu próximo movimiento. Sos especialista en desconcertarme y eso me mata, me hiere. Saber que no puedo dejarme llevar a pleno porque quizás mañana decidas irte, saber que todo lo que siento puede no ser correspondido. Es como si tu cuerpo, tu corazón y tu mente recorrieran caminos diferentes.
¿Cómo puede besar con tanta dulzura alguien a quien no le interesas? ¿Cómo es posible amar hasta quedarse exhausto a alguien a quien no quieres? ¿Cómo se pueden pronunciar palabras tan bellas y hacer tantos juramentos y promesas a alguien a quien no volverás a ver jamás? A veces creo que tú rompes todas estas reglas, pero al mismo tiempo puedo sentir que me amas como yo a ti y ahí se callan mis dudas.
Eres inestable, inconsistente, irremediable, indiferente, una locura dentro de mi mente, pero si hay algo de lo que estoy segura es de que, aunque significaría una tortura, una y otra vez te volvería a amar.

jueves, 14 de julio de 2011

Fairytale-

    Allí estaba él, quieto, observándome. Tan perfectamente tenebroso que podría confundirse con una de las esculturas de mármol que rodeaban aquél majestuoso jardín.
    No sabía si correr o evitar cualquier movimiento, como si un lobo estuviera acechándome, con la diferencia de que no había ningún lobo cerca, sólo un simple hombre. Tanta duda en mi mente se manifestó en mi cuerpo, inmovilizándome; y el lo notó.
    Paso a paso se acercó a mí, lucía tan calmado que me revolvía el estómago, y en cada respiro sentí un retorcijón. Él parecía oler mi temor, y puedo jurar que no estoy loca cuando digo que el apuesto joven lo disfrutaba. Se regocijaba del obscuro agujero de miedo al que me empujaba, pero al notar que yo estaba a punto de sofocarme, lanzó su profunda voz como una soga salvadora. Me enseñó la luz.
    -Marilyn -tomó mi hombro y me sacudió ligeramente al pronunciar mi nombre.
    Cuando mis ojos se abrieron paso entre la oscuridad, se encontraron con los brillantes ojos color miel de Thomas. Estos representaban un hogar completamente acogedor para mi mente, pero por algún motivo lo sentía como algo poco seguro, temporal.
    -¿Te encuentras bien, Marilyn? ¿Qué estás haciendo aquí? -Dijo con voz un poco más suave y dio un paso hacia atrás, acabando con todo contacto físico entre nosotros.
    -Yo vivo aquí, o solía hacerlo -mi voz sonó tan frágil e insegura que apenas pude escucharla en mi cabeza.
    -¡Tu cabeza está sangrando! De seguro te golpeaste la cabeza y estás un poco desorientada -me rodeó con sus brazos y comenzó a caminar con lentitud, guiándome hacia la entrada de aquél inmenso palacio-. Éste es el castillo de Aranbaura, tu casa está muy lejos de aquí. Ven, te curaremos eso...
    Él sonrió.



Ya no sé.

Ya no sé qué pensar, desapareciste de mi mundo pero de alguna forma no logro borrarte de mi ser. Tu aroma sigue impregnado en mi almohada, tu esencia sigue pegada en mi piel. Es una muerte suave y lenta, siento como se evapora cada gota de sangre que derramé.
Ya no sé en qué creer, si te llevaste de mi lado lo único que supe entender. Pues no sé quién soy ni por qué, solo supe saber que nos amamos pero eso lo borraste también.
Ya no sé que sentir, pues mi corazón ya ganas no tiene de amar ni de vivir. Siento el miedo de una pequeña liebre al escucharlo latir, lo que intento evitar es que se vuelva a partir.
Tu fuiste mis ideas, fuiste mi religión. Fuiste mis cinco sentidos y el poco aliento que me queda hoy, es el que te robé de un beso en aquella madrugada. La última y más feliz, en la que me susurraste al oído que me amabas y luego dejaste de existir-

sábado, 2 de julio de 2011

About me:

Mi foto
Montevideo, Uruguay
Soy una persona con mucha energía e imaginación. La danza y el teatro son mis pasiones y la escritura es una parte muy importante de mi vida. Mi familia y amigos son todo para mí.