sábado, 23 de julio de 2011

Viejo y loco caranaval.

Una vez más fui testigo de la magia que emana un escenario, de la adrenalina del actor, del desorden de un detrás de escena, del temor de cometer errores, de la fuerza que se transmite con una simple mirada cómplice, del aplauso de un espectador satisfecho, de la incomodidad de un traje que prácticamente te deja inmóvil, de la pasión que despierta el arte y de la unión de un grupo de personas inmensamente diferentes. Casi cuarenta personas que con un simple punto en común son capaces de sentir que se conocen en profundidad cuando se suben a un escenario. El poder de dejar atrás todo lo que nos divide, todo lo que nos desagrada y reemplazarlo por una fuerza que es única y que nos entrelaza a todos. Para mí eso es el carnaval ¿Que tiene millones de cosas negativas? Sí, las tiene. Eso no lo niego, pero lo cierto es que también se trata de un mundo en donde no se mide a las personas por lo que tengan, por lo material, sino que los más grandes son los más talentosos, las mejores personas, los que tienen más para ofrecer. Es un extraño planeta en donde la mañana, la tarde y la noche se pasa con amigos, se ensaya, se transpira y con apenas veinte minutos para bañarse se vuelve a salir con los mismos amigos. Es un lugar en donde lo más lindo no es un viaje lujoso a USA, sino una comida con mucha música, tomarse un ómnibus y salir juntos al Teatro de Verano. Es un mundo demasiado especial que no comprende nadie más que el que lo vive. Lo más gracioso de todo es que todo el trabajo se resume en cuarentaycinco minutos, en dos noches y una tercera si se tiene suerte y en unas horas de escuchar fallos. Si uno lo piensa se cobra muy poco en comparación con lo que se da, pero sólo nosotros entendemos que la ganancia no está sólo en subir a las tablas, sino en el día a día de compartir, de trabajar, de ensayar, de pelear, de pensar, de planear, de sentir dolor... todo eso es un regalo para nosotros.

2 comentarios:

If you have something to say just spill it here ↓

About me:

Mi foto
Montevideo, Uruguay
Soy una persona con mucha energía e imaginación. La danza y el teatro son mis pasiones y la escritura es una parte muy importante de mi vida. Mi familia y amigos son todo para mí.