sábado, 1 de octubre de 2011

TheHouseOfCrazy

Las puertas de aquella casita no eran la entrada a un hogar sino el camino de acceso a un nuevo mundo, a un universo completamente diferente y único. Se trataba de un mundo del cual, estoy seguro, ninguno de ustedes escuchó hablar jamás... al menos fuera de sus sueños.
Paredes de cristal que dejaban ver un exterior irreal, distinto al que se veía desde afuera. Suelos con imágenes que transitaban por valles y que daban una irritante sensación de movimiento. Notas musicales que se movían suavemente por la habitación de entrada, provinientes del salón contiguo; una espaciosa habitación blanca con un diminuto piano negro ubicado en el centro. De él surgían inmensas y coloridas notas musicales que se acercaban a mí con movimientos ondulantes. Y así centenares de habitaciones más, unas dentro de otras, como un laberinto sin fin. Todo un universo dentro de lo que parecían ser cuatro bajas paredes.
Sin embargo, aunque parezca imposible, lo único que me llamó la atención fue un rostro. Era la única forma humana, o semi-humana, que pude encontrar en todo aquél universo. Adosada a una de las paredes de cristal, un rostro de piel transparente y ojos negros como la noche. Cabello dorado y ondulado que caía a los costados con delicadeza. Un rostro sin dudas hermoso pero tenebroso al mismo tiempo. Parecían las facciones de un ángel bañandose en las llamas como un demonio.

2 comentarios:

  1. ¿Y qué decir que no sea un elogio? Buenísimo. Veo que te has vuelto muy buena para comunicar misterio y recrear atmósferas intrigantes.

    ResponderEliminar

If you have something to say just spill it here ↓

About me:

Mi foto
Montevideo, Uruguay
Soy una persona con mucha energía e imaginación. La danza y el teatro son mis pasiones y la escritura es una parte muy importante de mi vida. Mi familia y amigos son todo para mí.