sábado, 2 de junio de 2012

Mi problema.

No sé qué me está pasando, qué es lo que está mal en mí, pero por más que intento no puedo olvidarte y sé bien por qué. Porque uno no intenta olvidar, uno olvida, simplemente. El problema es que no estoy dispuesta a ello, no quiero olvidarte porque eso significaría renunciar a una parte de mí. Significaría renunciar a lo único que sinceramente quise en toda mi vida y que, estoy segura, querré en mucho tiempo. La única persona cuyas virtudes admiro y cuyos defectos amo con locura. El único lugar completamente inestable que me brinda tanta seguridad. Porque si hay algo de lo que estoy segura en este mundo es de que te amo y de que daría todo por verte feliz, por verte bien. La verdad es que ya me cansé de gritar pidiéndote que me dejes entrar, porque no puedo ayudarte si no me dejas. Y llegué a un punto en el que reconozco, sin necesidad de que alguien me diga, lo nocivo que es esto, que debería dejarte salir, olvidarte y continuar. Pero me rehúso a hacerlo, y no es que no pueda olvidarte sino que no puedo querer olvidarte y ese es mi problema...

2 comentarios:

  1. Siempre sucede así, al inicio es difícil desistir de alguien pero si esa persona no te hace bien aunque duela tienes que seguir adelante, suerte.

    ResponderEliminar

If you have something to say just spill it here ↓

About me:

Mi foto
Montevideo, Uruguay
Soy una persona con mucha energía e imaginación. La danza y el teatro son mis pasiones y la escritura es una parte muy importante de mi vida. Mi familia y amigos son todo para mí.